Seis maneras en que la química ayuda a que los niños vuelvan a la escuela
View count: 8242 Views

La química ayuda a que los niños vuelvan a la escuela

La química no es solo un requisito del curso; es una parte fundamental de muchos de los artículos que los alumnos usan durante toda la jornada escolar. Los compuestos químicos permiten crear material escolar fiable y duradero, ropa, equipos deportivos y elementos para el aprendizaje en el aula. Sin la química, no tendríamos zapatillas, computadoras portátiles, crayones, loncheras y mucho más.

A continuación encontrarán algunas formas en que la química colabora con los niños para que se preparen para un nuevo año escolar.

  1. Ayudar con la tarea: Los niños de hoy utilizan cada vez más las computadoras para buscar información para los trabajos de la clase, para escribir documentos e incluso hacer evaluaciones. Toda la electrónica depende de la química; desde el cableado recubierto de plástico, hasta los chips de silicona para computadoras y las pantallas de la computadora de policarbonato resistente a los rayones.

  2. Organización y protección de los suministros y dispositivos escolares: Muchas mochilas para niños tienen almohadillas de plástico para proteger los dispositivos electrónicos, las computadoras portátiles y las tabletas de los daños por caídas. Actualmente, las mochilas pueden fabricarse completamente en plástico, incluidos los cierres y tiradores. Para los alumnos más jóvenes, una mochila de vinilo transparente puede ser una excelente opción porque son fáciles de limpiar y los niños pueden verificar que todo su equipo esté en la mochila. Las mochilas hechas de plásticos como el cloruro de polivinilo (polyvinil chloride, PVC) también son resistentes al agua y resistentes a la proliferación de bacterias y moho.

  3. Mantenimiento del almuerzo fresco: Las loncheras con aislamiento son livianas y hacen que los almuerzos sean fáciles de transportar, incluso para los alumnos más jóvenes. Los envases de plástico reutilizables, como los termos y botellas de agua, son resistentes a las roturas y convenientes para el uso cotidiano. Muchos tipos de envases plásticos son herméticos, desde bolsas con cierres hasta contenedores resellables, y mantienen los alimentos y aperitivos frescos y deliciosos desde la mañana hasta el almuerzo. Las loncheras con silicona plegables son livianas y ahorran espacio.

  4. Ayuda con la creatividad: Los suministros de arte y manualidades dependen de la química. Los crayones vienen en cientos de colores, pero su composición química es bastante simple. Los dos ingredientes básicos en la mayoría de los crayones son cera de parafina (también utilizada para fabricar velas) y pigmento de color. Las lapiceras pueden tener tinta blanca (que tienen óxido de titanio), tinta dorada metálica (aleación de zinc y cobre) y carbono negro. El carbono negro, un pigmento derivado del carbón y aceite, es una parte esencial de la tinta negra del bolígrafo de punta redonda.

  5.  Apoyo a los jóvenes atletas: Los cascos para andar en bicicleta y otros equipos deportivos hechos con diferentes tipos de plásticos ayudan a proteger a los niños de una lesión en los campos de juego. El revestimiento de un casco hecho de poliestireno expandido en diferentes capas y densidades permite que el casco absorba el impacto, mientras que la carcasa del casco (a menudo hecha con policarbonato) es fuerte, pero liviana y resistente a los golpes, lo que brinda aún más protección.

    ¿Hay una estrella de las pistas o del campo de juego en su familia? El uso de poliuretano en la media suela de las zapatillas deportivas y las zapatillas de correr brinda un grado de estabilidad y amortiguación que no se pierde con el tiempo. Las suelas de las zapatillas para correr están hechas de un material de caucho termoplástico, que proporciona apoyo y la absorción de impactos.

  6. Protección para el clima: Las chaquetas impermeables para la lluvia y otros equipos optimizados con polímeros fluorados son repelentes al agua y las manchas y resistentes a la abrasión, para que los niños se mantengan calientes y secos durante el año escolar. Gracias a la química, las telas como el poliéster o el nailon permiten que la piel respire; que el vapor de humedad pase a través de la tela mientras que, a su vez, repele la lluvia o la nieve en la parte exterior de la chaqueta.

Gracias a los productos químicos, los estudiantes y sus profesores están listos para comenzar un año exitoso en cuanto suene el timbre de la escuela.

Para obtener más información acerca de los beneficios diarios de la química, eche un vistazo a las otras historias sobre la seguridad química aquí, incluido el video de Química al aire libre.