Cómo ahorran energía los productos químicos
View count: 2923 Views

Prácticamente cada tecnología o producto de eficiencia energética, incluso el envase que protege a los productos, depende de las innovaciones en la química. Desde baterías de iones de litio en computadoras portátiles, teléfonos celulares y autos eléctricos de la próxima generación hasta el aislamiento de alta tecnología en edificios o envases de plástico livianos pero sólidos que permiten el envío de más cantidad con menos peso y el ahorro de combustible, todo depende de la química.

De toda la energía que se utiliza en los Estados Unidos, el sector de la edificación consume casi una tercera parte. Los productos y materiales de edificación y construcción posibles gracias a la química permiten un importante ahorro energético:

  • Un estudio de un año de duración demostró que el uso de materiales de construcción de plástico permitió el ahorro de 467,2 trillones BTU de energía sobre los materiales de construcción alternativos. En el transcurso de un año se ahorró la energía necesaria para satisfacer las necesidades de energía promedio anuales de 4,6 millones de los hogares estadounidenses.
  • Además, los ahorros futuros pueden ser significativos. Un informe elaborado por el Consejo Internacional de Asociaciones Químicas descubrió que el aumento en el uso de nuevos productos de construcción que ahorran energía (posible gracias a las innovaciones en la química) podría dar lugar a una reducción del 41 por ciento en el consumo de energía y una reducción del 70 por ciento en las emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2050.

Ejemplos de productos del área de construcción elaborados con sustancias químicas que promueven el uso eficiente de la energía y otros recursos:

  • El aislamiento de plástico se puede encontrar en todo un edificio. El poliestireno y el poliuretano son comunes en el aislamiento de panel. El aislamiento de espuma de poliuretano se puede utilizar en toda la casa y también para trabajos más pequeños, como llenar los vacíos y huecos difíciles de sello para reducir las filtraciones de aire, lo que puede producir menores gastos de energía. El envoltorio plástico puede reducir la filtración del aire exterior en el hogar en un promedio de 10 y 50 por ciento, lo que permite reducir la energía necesaria para calentar o enfriar la casa.
  • Los cristales de las ventanas hechos de plástico de policarbonato, liviano y resistente a los golpes tienen una baja conductividad térmica, lo que puede ayudar a reducir los costos de calefacción y refrigeración. Los marcos de vinilo para las ventanas son propiamente eficientes en términos de energía y le permiten ahorrar a los EE. UU. casi 2 trillones de unidades térmicas de energía al año, lo que reduce las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas con la generación de energía y a la vez reducir el tiempo de mantenimiento, los materiales y los costos.
  • Las membranas para los techos de colores claros reflectantes fabricadas con vinilo o mezclas de olefinas termoplásticas son las principales aplicaciones para el ahorro de energía. Cambiar el color oscuro del techo a uno claro puede ser una forma sencilla de reducir la velocidad de absorción de calor en los climas cálidos, lo que reduce los costos de climatización en el verano.
  • Los revestimientos de vinilo para paredes se utilizan comúnmente en hoteles e instalaciones de atención de la salud por ser duraderos y fáciles de limpiar. El vinilo requiere solo la mitad de energía para su fabricación en comparación con los revestimientos de papel.

Los beneficios de los materiales livianos

El uso del plástico en los automóviles, desde el parabrisas hasta los paneles laterales de los ejes impulsores, ayuda a crear vehículos más livianos y eficientes en consumo de combustible. Los repuestos de plástico para automóviles representan el 50 por ciento de su volumen hoy en día, lo que reduce significativamente el peso del vehículo. Esto hace que se necesite menos combustible y se logre un mejor kilometraje.

Los envases de plástico son una parte esencial de la vida moderna para la protección y conservación de las mercancías durante el transporte y en los negocios. A menudo, el plástico es un material de envasado muy eficaz debido a que su fabricación es muy eficiente en términos de energía y que casi siempre es más liviano (a veces de manera significativa) que los materiales alternativos. Por ejemplo, los frascos de plástico pueden usar hasta un 90 por ciento menos de material por peso que los de vidrio. El envío ligero se traduce en menos combustible (y los productos de plástico se envían en más de un medio de transporte), e incluso los palés de transporte y los envoltorios protectores de película flexible pueden estar fabricados con plástico.