Aplicaciones de pesticidas | Información sobre la seguridad química

Pesticidas

Los agricultores, los consumidores y las empresas utilizan pesticidas para evitar la propagación de enfermedades y la devastación de cultivos. Los pesticidas ayudan a la comunidad agrícola a controlar insectos, enfermedades y malezas para proteger el suministro de alimentos del mundo. Los consumidores también usan pesticidas para protegerse de los insectos y para proteger sus bienes frente a las termitas y las plantas invasoras.

Usos y beneficios

Los productos químicos ayudan a crear pesticidas que, cuando se utilizan correctamente, proporcionan un gran beneficio para los productores. Estos productos también están regulados por la Agencia de Protección Medioambiental de EE. UU. (EPA) para asegurar un riesgo potencial mínimo para los seres humanos, los animales y el medio ambiente. El uso de pesticidas ayuda a proteger el suministro de alimentos, a reducir los costos para los consumidores y a garantizar que los productos alimenticios que se consumen son de excelente calidad.

Los pesticidas también protegen a los consumidores y sus bienes frente a una amplia variedad de problemas. Los pesticidas son útiles para mantener los hogares sin presencia de termitas, roedores portadores de enfermedades e insectos y otras plagas insalubres. Las personas usan pesticidas en forma de repelente de insectos para mantener a sus familias a salvo de las picaduras de insectos que pueden transmitir enfermedades como el Virus del Nilo Occidental, la enfermedad de Lyme y malaria. El uso de pesticidas también permite deshacerse de la maleza en los jardines.

Información de seguridad

La Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. (EPA) regula todas las formas de pesticidas utilizados en los Estados Unidos, incluidos los pesticidas importados de países extranjeros. La EPA exige que los fabricantes de pesticidas sigan pautas muy estrictas al solicitar el permiso de comercialización. Para los pesticidas que se utilizan en los productos alimenticios que consumen los seres humanos o animales, como el alimento para ganado, la EPA regula la cantidad de residuo de pesticidas que se encuentra en los alimentos.

La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) y el Departamento de Agricultura de los EE. UU. (USDA) también trabajan para controlar los posibles residuos en los productos alimenticios. Un informe de 2014 del USDA reveló que el 99 % de todas las muestras de alimentos analizadas estaban por debajo de los límites establecidos por la EPA, y afirmó que “los alimentos de los EE. UU. no presentan problemas en cuanto a la presencia de residuos de pesticidas”.

Los pesticidas deben utilizarse adecuadamente, de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta. Si no se usan correctamente, existe un posible riesgo de daño. Si una persona ingiere un pesticida o entra en contacto con este, debe llamar inmediatamente a la línea abierta de Control de Envenenamientos, al 1-800-222-1222. Las orientaciones sobre primeros auxilios brindan información sobre el tratamiento para la ingestión de pesticidas.