Metil mercaptano - ChemicalSafetyFacts.org

Metil mercaptano

El metil mercaptano, o metanotiol, es un gas incoloro e inflamable con un olor característico que huele a huevo podrido o repollo. Se encuentra en el alquitrán y los destilados de petróleo y de carbón como una emisión del papel y de las fábricas de celulosa. El metil mercaptano se manifiesta de forma natural en algunos alimentos (por ejemplo, cebollas, rábanos, espárragos, algunos frutos secos y queso). Se forma de manera natural por el metabolismo de la microflora de las proteínas en ambientes marinos y en los tractos gastrointestinales de los humanos y animales. También es posible que reconozca el metil mercaptano como parte del olor “pantanoso” que se produce de forma natural a partir de la descomposición de materia en los pantanos.

Usos y beneficios

El mercaptano de metilo se utiliza principalmente para producir metionina, que a su vez se usa como un suplemento dietético para la alimentación de aves de corral y otros animales. El metil mercaptano se usa también en aplicaciones industriales como producto intermediario en la producción de pesticidas, fungicidas, plásticos y aditivos para alimento para animales. Como un intermediario industrial, se produce la reacción del producto químico en otra instancia o se consume totalmente para hacer el producto.

Contrariamente a muchos informes, el metil mercaptano no se utiliza como un odorante en el gas natural, propano u otros combustibles gaseosos. El odorante “mercaptano” que se utiliza para lograr el olor característico de estos combustibles es producto de otras sustancias químicas de mercaptano y sulfuro.

Información de seguridad

Cuando se utiliza en entornos industriales, el metil mercaptano es inflamable y puede causar dolores de cabeza, náuseas, irritación de los ojos y dificultad respiratoria en dosis altas. Puede absorberse rápidamente a través de la inhalación y mínimamente través de la exposición de la piel y de los ojos.

Cuando se inhala, el metil mercaptano puede causar síntomas que incluyen dolores de cabeza, mareos, náuseas e irritación de los ojos. En dosis significativas, la inhalación de metil mercaptano puede dar lugar a complicaciones de salud más graves y puede ser mortal.

Se capacita a los trabajadores de las instalaciones sobre el manejo seguro de este producto químico para limitar la exposición y el riesgo. En general, los protocolos de primeros auxilios aconsejan que los trabajadores y aquellas personas que inhalen metil mercaptano en un entorno industrial deben ser retirados del lugar para tomar aire fresco y se debe examinar si presentan dificultad respiratoria.

Si bien el metil mercaptano es muy oloroso, los niveles bajos presentes en los alimentos, la respiración humana, la brisa marina y los pantanos no se consideran riesgos para la seguridad. La mayoría de los seres humanos pueden detectar el olor del metil mercaptano a concentraciones 500 veces menores que el límite de exposición aceptado.

Para obtener información completa sobre seguridad, consulte la hoja de datos de seguridad de materiales del fabricante.