Lo que desea saber sobre los repelentes de insectos y la seguridad química
View count: 2058 Views

Lo que desea saber sobre los repelentes de insectos y la seguridad química¿Sabía usted que las molestas picaduras de insectos muchas veces pueden prevenirse con un poco de química? La mayoría de la gente conoce los repelentes de insectos en espray, comúnmente denominados aerosoles matabichos, que ayudan a mantener lejos a los insectos cuando descansamos en la playa, paseamos por los bosques o nos sentamos junto a una fogata relajante.


Los repelentes de insectos en los que confiamos para uso en exteriores son un tipo de pesticida. A menudo, las personas creen que el término “pesticida” se refiere únicamente a un producto que mata insectos, pero pesticida es un término más amplio que incluye los productos diseñados para repeler (no matar) a las plagas. Los repelentes de insectos en espray, por ejemplo, hacen que las personas atraigan menos a la plaga.


Para evitar las picaduras de insectos como mosquitos y pulgas, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. recomiendan utilizar repelentes de insectos registrados en la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. (EPA). Los repelentes de insectos registrados en la EPA han sido evaluados por la agencia y se ha aprobado su seguridad y eficacia cuando se usan según las instrucciones de la etiqueta del producto. La EPA también evalúa el producto para verificar que no generen riesgos para poblaciones más vulnerables, como niños y mujeres embarazadas.


Los repelentes de insectos también contribuyen a la protección de la salud pública, ayudando a prevenir la transmisión de virus de insectos portadores, como el virus Zika, la malaria y el virus del Nilo Occidental.


¿De qué está hecho el repelente de insectos?


Los repelentes de insectos registrados con la EPA generalmente contienen aceite de citronela, aceite de eucalipto de limón y N,N-Dietil-meta-toluamida (DEET), entre otros ingredientes. La EPA también ha aprobado otros ingredientes comunes de los repelentes de insectos que figuran más abajo:



Sin embargo, según los CDC, estos ingredientes podrían no ser tan eficaces como la DEET para repeler las garrapatas y otros insectos.


El uso más común de repelente de insectos es en espray, pero los repelentes de insectos también cuentan con usos en forma de rolón, farol y velas.


Lo que necesita saber sobre la DEET y la seguridad:



A continuación, se brinda más información acerca de los repelentes de insectos y espray para insectos, con respuestas a preguntas frecuentes:


¿Hace cuánto tiempo se ha usado la DEET en los repelentes de insectos?


El Ejército de los EE. UU. desarrolló la DEET en 1946 para proteger a los soldados en las áreas plagadas de insectos. El público ha utilizado repelentes de insectos con DEET desde 1957.


¿Cuáles son los peligros de la DEET?


La EPA ha declarado que el “uso normal de DEET no representa una preocupación de salud para la población en general, incluso para niños”. En algunos casos excepcionales, usar DEET pueda provocar irritación en la piel.


¿Cómo actúa la DEET?


La DEET no mata a los mosquitos, pero ayuda a desalentar y repeler a los insectos de encontrar su próxima comida: ¡nosotros! La DEET actúa interfiriendo con las neuronas y receptores ubicados en las antenas y partes de la boca del mosquito que detectan las posibles presas. Básicamente, la DEET dificulta a los insectos poder oler a las personas.


¿La DEET es segura para los niños?


Hace varias décadas, hubo controversias respecto de la seguridad de la DEET. La EPA realizó una reevaluación completa de la DEET en 1998 y concluyó que los repelentes de insectos que contienen DEET no presentan un riesgo para la salud. En 2014, la EPA actualizó la evaluación de la DEET con hallazgos científicos actualizados y volvió a declarar que el uso normal de DEET no representa un riesgo para la salud de la población general, incluidos los niños. De hecho, la DEET está aprobada para el uso en niños de todas las edades.


¿Qué es el repelente de insectos “libre de químicos”?


Ningún repelente de insectos está “libre de químicos”, ya que todo está hecho de químicos; incluso el agua y el aire. Algunos repelentes de insectos están elaborados solamente con aceites naturales de plantas, cuya eficacia no ha sido evaluada por la EPA. Los CDC recomiendan usar repelentes de insectos registrados en la EPA que hayan sido evaluados para comprobar su seguridad y eficacia.


¿Qué debe usarse primero, repelente de insectos o protector solar?


De acuerdo con los CDC, las personas deben aplicar primero el protector solar y luego el repelente de insectos. En general, los CDC recomiendan usar productos separados de protector solar y repelente de insectos. Sin embargo, los CDC también indican que el nivel de factor de protección solar (SPF) de un protector solar puede disminuir cuando se aplica un repelente de insectos que contiene DEET luego del protector solar, de manera que es posible que las personas tengan que volver a aplicar el protector solar con mayor frecuencia si utilizan los productos combinados.


Obtenga más información acerca de la química de los repelentes de insectos con esta infografía de Compound Chem:


La química de los repelentes de insectos