¿Qué son los ftalatos? | Usos, beneficios e información sobre la seguridad

Ftalatos altos

Los ftalatos son una familia de compuestos químicos que se usan principalmente para producir cloruro de polivinilo (PVC), o vinilo, flexible y maleable. Los ftalatos son unos de los plastificantes más utilizados en el mundo y se clasifican según su peso molecular como “altos” o “bajos”.

Los ftalatos altos incluyen aquellos que tienen entre 7 y 13 átomos de carbono en su cadena química principal, lo que les proporciona una mayor permanencia y durabilidad. Algunos tipos comunes de ftalatos altos son el diisononilftalato (DINP) y el diisodecilftalato (DIDP).

Usos y beneficios

Los ftalatos incoloros e inodoros de alto peso molecular, o ftalatos altos, son utilizados en diversos productos que exigen un alto rendimiento, larga duración y resistencia. Los ftalatos altos se utilizan principalmente para suavizar o “plastificar” vinilo debido a su alto rendimiento, durabilidad y estabilidad. Estos se fijan firmemente a la estructura del vinilo y no se desprenden fácilmente del producto ni se evaporan.

Si bien se pueden usar en una variedad de aplicaciones, los distintos tipos de ftalatos altos no son necesariamente intercambiables. A menudo, las características de un ftalato individual hacen que sea adecuado para un producto específico, lo que permite a los fabricantes satisfacer sus necesidades únicas de uso (función y especificaciones de seguridad), apariencia (textura, color, tamaño y forma), durabilidad y desgaste.

Edificación y construcción

Desde techos con eficiencia energética, adhesivos y selladores flexibles, hasta acabados duraderos para interiores, los ftalatos altos se utilizan en aplicaciones de edificación y construcción para hacer que una amplia gama de superficies de vinilo sean más durables y fáciles de mantener. Los principales usos del PVC flexible en edificios incluyen: membranas de vinilo para techos, pisos resistentes, recubrimientos de paredes, superficies acústicas para techos, membranas impermeables y aislamiento para cables eléctricos.

Alambres y cables

Los ftalatos altos se utilizan en aislantes de PVC para cableado eléctrico de interconexión y es compatible con dispositivos electrónicos. Por ejemplo, se pueden utilizar ftalatos altos en el PVC que cubre el cableado eléctrico de televisiones y computadoras. Algunos de los muchos beneficios de utilizar ftalatos altos incluyen su alto desempeño a baja temperatura, flexibilidad, resistencia al calor y resistividad eléctrica.

Automotriz

El vinilo suavizado con ftalatos se usa en interiores, cubreasientos y tapicería de automóviles, por su durabilidad, su resistencia a los ultravioleta y capacidad de soportar altas temperaturas. Los recubrimientos de PVC para los bajos de automóviles y sus componentes, ayudan a prevenir la corrosión ocasionada por el agua y el clima.

Productos para uso en exteriores

Debido a que los ftalatos altos hacen que el PVC flexible se desempeñe bien en condiciones climáticas variables (mantiene su flexibilidad en condiciones de frío y resiste la degradación en altas temperaturas), estos se encuentran en muchos productos para exteriores, por ejemplo, en revestimientos para piscinas, mangueras de jardín, membranas para techos y calzado impermeable, como botas de lluvia.

Textiles

Los ftalatos altos hacen que los textiles recubiertos que se usan para fabricar ropa y equipaje, duren más y que sean resistentes a la intemperie.

Información de seguridad

Varias agencias científicas gubernamentales y organismos reguladores de todo el mundo han estudiado y revisado minuciosamente ftalatos altos, como el diisononilftalato (DINP) y el diisodecilftalato (DIDP), y llegaron a la conclusión de que los ftalatos utilizados en productos comerciales no representan un riesgo para la salud humana en niveles de exposición normales. La información que recopilaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en los últimos 10 años indican que, a pesar de que los ftalatos se usan en muchos productos, la exposición es extremadamente baja; mucho más baja que los niveles de preocupación expresados por las agencias reguladoras.

  • En 2013, la Agencia Europea de los Productos Químicos (ECHA) publicó una evaluación de posibles riesgos relacionados con el uso diario de DINP y DIDP para el público en general. Concluyeron que no existe ningún motivo de preocupación en materia de salud pública por los usos actuales de DINP y DIDP por niños y adultos, incluido el uso en guantes, calzado, ropa para el clima húmedo, materiales escolares infantiles (estuches para lápices, mochilas escolares y gomas de borrar), cortinas para ducha, piel artificial en casas e interiores de automóviles, recubrimientos para paredes y pisos, alambres y cables, etc. También descubrieron que la presencia de DINP y DIDP en alimentos o en polvo doméstico no era un motivo de preocupación en cuestiones de salud.
  • En 2017, Environment and Climate Change Canada (ECCC) publicó un borrador también extenso sobre la evaluación de riesgo del DINP y DIDP. ECCC no encontró ningún motivo de preocupación por el uso de DINP y DIDP en artículos como telas revestidas (tapicería y piel artificial), recubrimientos para piscinas, guantes, ropa de PVC, adhesivos, selladores y recubrimientos, etc., por niños y adultos. Tampoco encontraron motivos de preocupación por la posible presencia de DINP y DIDP en alimentos y polvo doméstico. En general, ECCC propuso concluir que el DINP y el DIDP, entre otros ftalatos, “no cumplen con los criterios del párrafo 64(c) del CEPA, ya que no entran al ambiente en una cantidad o concentración o en condiciones que constituyan o puedan constituir un peligro en Canadá para la vida o la salud humana“.

    En 2017, el Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE. UU. (CPSC) confirmó que el DIDP puede utilizarse en aplicaciones sensibles como juguetes y artículos de guardería sin restricciones. Esta comisión basó esta conclusión en el hallazgo de que el DIDP no supone ningún daño para los niños o mujeres embarazadas en los niveles de exposición actuales.

  • En 2018, el Comité de Evaluación de Riesgos de la Agencia Europea de los Productos Químicos (ECHA) concluyó de forma unánime que el DINP no mostró efectos adversos sobre la función sexual, la fertilidad ni el desarrollo del feto. Como resultado, el DINP no está clasificado como un riesgo reproductivo y de desarrollo en la Unión Europea.

Respuesta a preguntas

En los últimos años, se han hecho muchas afirmaciones acerca de los efectos sobre la salud de los ftalatos. La gran cantidad de datos científicos sobre los ftalatos les proporciona a los consumidores información sobre su seguridad y pone en perspectiva la confusión pública acerca de los ftalatos. A continuación, encontrará respuestas a algunas preguntas comunes que puede haber oído o leído acerca de los ftalatos y los efectos en la salud humana:

¿Son seguros los ftalatos?

Los organismos científicos gubernamentales y los organismos reguladores de todo el mundo han respaldado la seguridad de los ftalatos en los productos comerciales. Universidades, agencias gubernamentales, fabricantes y laboratorios independientes han llevado a cabo importantes investigaciones sobre los ftalatos. Esta investigación indica que los ftalatos se descomponen en metabolitos en cuestión de minutos después de ingresar en el organismo. La información recogida por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en los últimos 10 años indica que la exposición a las fuentes combinadas es extremadamente baja; mucho más baja que los niveles establecidos como seguros por los científicos de las agencias reguladoras.

¿Las personas pueden estar expuestas a los ftalatos a través de los envoltorios de comida y envases de plástico?

Esos materiales no contienen ftalatos. Los envases para alimentos, como los descartables, no están “revestidos” con ftalatos. La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) supervisa la seguridad de cualquier material que esté en contacto con alimentos; y esta estricta revisión de seguridad se lleva a cabo antes de autorizar nuevos materiales en el mercado. Para obtener más información sobre el plástico y la seguridad química en general, haga clic aquí.

¿El informe del Grupo Consultivo de Riesgos Crónicos (Chronic Hazard Advisory Panel, CHAP) de 2014 de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC) de EE. UU. prohíbe el uso de ftalatos en los productos de consumo?

No. En el marco de la ley federal, por un tiempo se prohibieron los juguetes infantiles que pudieran entrar en contacto con la boca de un niño y los artículos para niños con más de 0,1 por ciento de los ftalatos altos DINP, DIDP o DnOP. El informe CHAP de 2014 recomienda que se prohíba el DINP de manera permanente, pero no afecta el uso del ftalato en otras aplicaciones. El informe CHAP también recomienda que se levante la prohibición de DIDP y DnOP.

¿Los ftalatos están presentes en los juguetes?

En los Estados Unidos, a partir de febrero de 2009, se prohibieron tres ftalatos de forma permanentemente en concentraciones superiores al 0,1 por ciento en juguetes y artículos para niños. Otros tres ftalatos (DINP, DIDP y DnOP) estuvieron restringidos temporalmente en los juguetes que podían entrar en contacto con la boca de un niño y en los artículos para niños y fueron remitidos a un grupo consultivo para su estudio. El informe CHAP de 2014 recomienda prohibir el DINP de forma permanente y también recomienda el levantamiento de la prohibición de los ftalatos DIDP y DnOP. Sin embargo, la decisión de restringir el uso de ftalatos en productos para niños no tiene una base científica.

¿Los ftalatos se desprenden de productos como cortinas de baño y pisos de vinilo?

Los ftalatos no se desplazan fácilmente. Los fabricantes los eligen como plastificantes eficaces para optimizar la flexibilidad del vinilo, ya que no se desplazan fácilmente del material. Están fijados con firmeza a la estructura de vinilo, son inodoros y tienen muy poca volatilidad, lo que significa que no se evaporan fácilmente.

¿Los ftalatos engordan?

Ningún estudio ha demostrado que la exposición a los ftalatos cause obesidad en los seres humanos. Por ejemplo, un estudio que profundizó sobre la obesidad infantil no afirma que la exposición a los ftalatos provoque un aumento de peso. Los autores solo informan una correlación estadística muy preliminar entre el peso y la exposición a los ftalatos y señalan que es necesario realizar otros estudios.

Para obtener más información: http://phthalates.americanchemistry.com/Phthalates-Basics/Questions-Answers/Phthalates-and-Health-QA.html