Dióxido de titanio

El titanio, el noveno elemento más común en la corteza terrestre, es un metal que se encuentran comúnmente en las plantas y los animales. El titanio interactúa de forma natural con el oxígeno para formar óxidos de titanio, que se encuentran comúnmente en los minerales, polvos, arenas y suelos autóctonos.

 

Muchas personas están familiarizadas con el dióxido de titanio como ingrediente activo del protector solar. El dióxido de titanio actúa como ingrediente de filtración UV en el protector solar: ayuda a proteger la piel de una persona mediante el bloqueo de la absorción de la luz ultravioleta del sol que puede provocar quemaduras por el sol y también está relacionada con el cáncer de piel. Obtenga más información acerca del dióxido de titanio y el protector solar.

Usos y beneficios

El dióxido de titanio puro es un polvo fino y blanco que proporciona un pigmento blanco y brillante. El dióxido de titanio se ha utilizado durante siglos en una gama de productos industriales y de consumo, lo que incluye pinturas, revestimientos, adhesivos, papel, plásticos y caucho, tintas de impresión, telas y tejidos recubiertos, así como cerámicas, revestimientos de suelos, materiales para techos, cosméticos, dentífricos, jabones, agentes para el tratamiento de agua, productos farmacéuticos, colorantes alimentarios, productos para el automóvil, protectores solares y catalizadores.

 

El dióxido de titanio se produce en dos formas principales. La forma principal, que comprende más del 98 por ciento de la producción total, es el pigmento de dióxido de titanio. La forma pigmentaria hace uso de excelentes propiedades de dispersión de la luz del dióxido de titanio en aplicaciones que requieren brillo y opacidad de blanco. La otra forma en la que se produce el dióxido de titanio es como un producto ultrafino (nanomaterial). Esta forma se selecciona cuando se requieren diferentes propiedades, como la transparencia y la máxima absorción de la luz ultravioleta, por ejemplo, en los protectores solares cosméticos.

 

 

 

Pigmento de dióxido de titanio

 

El pigmento de dióxido de titanio se utiliza en una variedad de aplicaciones que requieren una elevada opacidad y brillo. De hecho, la mayoría de las superficies y los elementos que son blancos y en tonos pastel, e incluso con matices oscuros, contienen dióxido de titanio. El pigmento de dióxido de titanio se utiliza en una variedad de aplicaciones que incluyen las siguientes:


    • Pinturas y revestimientos: el dióxido de titanio proporciona opacidad y durabilidad, y a la vez ayuda a asegurar la larga duración de la pintura y la protección de la superficie pintada.  

 

    • Plásticos, adhesivos y caucho: el dióxido de titanio puede ayudar a minimizar la fragilidad, la decoloración y el agrietamiento que pueden ocurrir como resultado de la exposición a la luz. Esto puede mejorar la vida útil de muchos componentes de plástico y de caucho utilizados en los vehículos, los materiales de construcción y otras aplicaciones exteriores.

 

    • Cosméticos: el pigmento de dióxido de titanio se utiliza en algunos cosméticos para ayudar a ocultar las imperfecciones e iluminar la piel. El dióxido de titanio permite utilizar una capa más delgada de maquillaje y obtener el mismo efecto deseado.

 

    • Papel: el dióxido de titanio se utiliza para revestir papel, haciéndolo más blanco, más brillante y más opaco.

 

    • Materiales en contacto con alimentos e ingredientes: la opacidad a la luz visible y ultravioleta que ofrece el dióxido de titanio protege los alimentos, las bebidas, los suplementos y los productos farmacéuticos de la degradación prematura, lo que incrementa la durabilidad del producto. Además, se utilizan clases específicas de alta pureza de pigmento de dióxido de titanio en comprimidos de medicamentos, revestimientos de cápsulas y como una ayuda decorativa en algunos alimentos.


 

 

Dióxido de titanio a nanoescala o ultrafino

 

El dióxido de titanio ultrafino se utiliza con mayor frecuencia en las siguientes aplicaciones especiales:  


    • Protector solar: el dióxido de titanio a nanoescala se vuelve transparente a la luz visible y a la vez actúa como un eficiente absorbente de la luz ultravioleta. Debido a que el tamaño de las partículas es tan pequeño, las nanopartículas de dióxido de titanio no reflejan la luz visible, pero absorben la luz ultravioleta, lo que permite una barrera transparente que protege la piel de los rayos dañinos del sol. De acuerdo con Skin Cancer Foundation, el uso de protectores solares que contienen dióxido de titanio puede ayudar a prevenir la aparición de cáncer de piel.

 

    • Catalizadores: el dióxido de titanio a nanoescala se utiliza como material de apoyo para aplicaciones catalíticas. En la industria automotriz, los principales usos incluyen la eliminación de las emisiones de gases de escape nocivos, y en centrales eléctricas, la eliminación de los óxidos nitrosos.

 

Información de seguridad

La Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) de los EE. UU. evaluó la seguridad del pigmento de dióxido de titanio como aditivo de color para su uso en alimentos, fármacos y cosméticos. La FDA publicó una guía que aclara el uso seguro de pigmentos de dióxido de titanio como colorante de alimentos, y estableció que el dióxido de titanio se puede utilizar con seguridad en los cosméticos, incluidos los cosméticos destinados para uso alrededor del ojo. La FDA también regula la seguridad y la eficacia de los protectores solares y sus ingredientes, incluido el dióxido de titanio a nanoescala.

 

Los trabajadores de las plantas de fabricación de dióxido de titanio pueden estar expuestos a partículas de dióxido de titanio. La Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (Occupational Safety and Health Administration, OSHA) del Departamento del Trabajo de los EE. UU. estableció un límite de exposición permisible (Permissible Exposure Limit, PEL) a las partículas totales de dióxido de titanio y exige que los empleadores controlen que la exposición en el lugar de trabajo sea inferior al PEL.

 

Se supone que la exposición del consumidor a partículas de dióxido de titanio es extremadamente baja, ya que el dióxido de titanio típicamente se incorpora por completo en el producto final en el que se utiliza.

Respuesta a preguntas

¿Existe algún problema de salud asociado con la exposición al dióxido de titanio?

 

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (International Agency for Research on Cancer, IARC) ha clasificado el dióxido de titanio como “posiblemente carcinogénico para los seres humanos”, sobre la base de estudios que indicaron un aumento de tumores de pulmón en ratas relacionado con la inhalación de dióxido de titanio. Sin embargo, vastos estudios realizados en trabajadores de la industria de dióxido de titanio no sugieren una relación entre la exposición ocupacional al dióxido de titanio y un mayor riesgo de cáncer en los seres humanos.

 

¿Cuáles son las diferencias entre el pigmento de dióxido de titanio y los nanomateriales de dióxido de titanio?

 

El pigmento de dióxido de titanio se fabrica con una distribución específica del tamaño de la partícula para optimizar la dispersión de la luz visible y mejorar la opacidad de la superficie. El dióxido de titanio se produce principalmente en la forma pigmentaria (más del 98 por ciento de la producción total), que hace uso de sus excelentes propiedades de dispersión de la luz para una variedad de aplicaciones que requieren opacidad y brillo.

 

Los nanomateriales de dióxido de titanio se elaboran deliberadamente en una distribución de tamaño de partículas mucho más pequeño en comparación con las partículas de pigmento, y son transparentes y más eficaces como absorbentes de luz ultravioleta o fotocatalizadores. La transparencia y la absorbancia de la luz ultravioleta permiten el uso eficaz como un ingrediente de protección en los protectores solares.

 

¿Por qué el dióxido de titanio se usa en los dentífricos?

 

El dióxido de titanio se suele usar para dar blancura a los productos alimenticios, los cosméticos y los artículos de cuidado personal, como el dentífrico. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. evaluó la seguridad del dióxido de titanio como aditivo de color y publicó regulaciones que aprueban el ingrediente para estos fines.