Cloruro de metileno - ChemicalSafetyFacts.org

Cloruro de metileno

El cloruro de metileno, también conocido como diclorometano y dicloruro de metileno, es un líquido transparente, incoloro con un olor ligeramente dulce que se utiliza principalmente como disolvente industrial y también como un potente disolvente y diluyente de pintura.

Usos y beneficios

Usos en el hogar

El cloruro de metileno es un disolvente que se encuentra en los decapantes de pintura y barniz que se utilizan para eliminar recubrimientos de pintura o barnices de una variedad de superficies. También se utiliza en el acabado de bañeras.

Usos industriales y de fabricación

El cloruro de metileno se utiliza con mayor presencia en el sector industrial; en la producción de decapantes de pintura, productos farmacéuticos y disolventes de proceso. El cloruro de metileno se utiliza también en los siguientes entornos industriales:

Elaboración de alimentos y bebidas
El cloruro de metileno se usa como un disolvente de extracción en la industria de fabricación de alimentos y bebidas. Por ejemplo, se lo puede utilizar para eliminar la cafeína de los granos de café sin tostar y en las hojas de té, para hacer café y té descafeinados. El cloruro de metileno también se usa en el procesamiento de las especias, la creación del extracto de lúpulo para la cerveza y otros aromas para la industria alimenticia y de bebidas.

Industria del transporte
El cloruro de metileno puede utilizarse para desengrasar superficies metálicas y repuestos, tales como componentes de aviones y vías y equipos del ferrocarril. Los lubricantes y desengrasantes utilizados en productos automotrices, por ejemplo, en la eliminación de juntas y preparación de piezas de metal para juntas nuevas, podrían contener cloruro de metileno. Los especialistas en automotores utilizan un proceso de desengrasado con cloruro de metileno al vapor para eliminar aceites y la grasa de las piezas del transistor de los automóviles, componentes de motores diésel y de aeronaves y ensambles de naves espaciales. Las técnicas modernas de desengrasado por vapor que se basan en cloruro de metileno permiten limpiar de manera rápida y segura las partes metálicas en los sistemas de transporte.

Aplicaciones médicas
En los laboratorios, el cloruro de metileno se utiliza para extraer productos químicos para medicamentos a partir de plantas o alimentos, tales como esteroides, antibióticos y vitaminas. También se utiliza para limpiar equipos médicos con productos de limpieza de cloruro de metileno de manera rápida y eficaz sin causar problemas de corrosión o daños en las partes sensibles al calor.

Otros usos industriales
El cloruro de metileno se utiliza en la producción de películas fotográficas, fibras sintéticas, adhesivos, tintas y placas de circuito impreso.

Información de seguridad

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de los Estados Unidos (OSHA) supervisa y regula la presencia de cloruro de metileno en los entornos industriales. La norma que regula el uso de cloruro de metileno de la OSHA establece un límite de exposición admisible de 25 partes de cloruro de metileno por millón de partes de aire durante un período de ocho horas. Los usuarios deben cumplir los requisitos aplicables de la OSHA en cuanto a la protección del trabajador y mantener una ventilación adecuada y usar mascarillas y demás equipos de seguridad.

Cuando se utiliza el cloruro de metileno en los procesos de fabricación de alimentos y bebidas, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) establece normas que especifican la cantidad de la sustancia química que puede permanecer como residuo en los productos alimenticios.

La Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. (EPA) cuenta con un Resumen de los peligros del cloruro de metileno. Los incidentes de intoxicación con cloruro de metileno durante las actividades de decapado de pintura y acabado de bañeras han demostrado que la exposición por inhalación a niveles extremadamente altos puede ser mortal para los seres humanos. Procure seguir siempre las instrucciones o leer las etiquetas del producto al trabajar con cloruro de metileno.

En instalaciones que no son industriales, las personas pueden estar expuestas a cloruro de metileno si respiran aire contaminado en un espacio cerrado y sin una ventilación adecuada. Por ejemplo, al pintar con cloruro de metileno en un lugar pequeño y cerrado se puede producir un exceso de exposición. La inhalación de grandes cantidades de cloruro de metileno puede producir inestabilidad y mareos en las personas. A niveles muy altos, el cloruro de metileno puede causar asfixia. La exposición al cloruro de metileno también puede quemar la piel o causar enrojecimiento. Puede encontrar más información detallada en la hoja de información de seguridad del fabricante.

No se recomienda el uso de cloruro de metileno en ninguna actividad, a menos que se cumplan todos los requisitos en cuanto a las normativas ambientales y de eliminación de desechos en el área de trabajo.

Respuesta a preguntas

¿Por qué se regula el uso del cloruro de metileno por razones de seguridad?

La EPA exige que se informe al gobierno federal las liberaciones de cloruro de metileno de 1000 libras o mayores. La EPA también cuenta con directrices sobre la cantidad de cloruro de metileno a la que puede estar expuesta una persona durante un determinado tiempo “sin causar riesgos para la salud humana“. La OSHA ha establecido un límite admisible de exposición al cloruro de metileno para los trabajadores. En los productos alimenticios tales como especias, extracto de lúpulo para cerveza y café y té descafeinados, la FDA ha establecido un límite en las cantidades de cloruro de metileno que puede contener un producto. La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC) exige el etiquetado de los productos que contienen cloruro de metileno en virtud de la Ley Federal de Sustancias Peligrosas (FHSA).

El cloruro de metileno se añadió a la Lista de productos prioritarios del proyecto del Departamento de Control de Sustancias Tóxicas de California en 2014 como un elemento del Programa de productos de consumo más seguros del estado. El programa está destinado a fomentar la evaluación de ciertas sustancias químicas y la posible sustitución de productos químicos “más seguros” en los productos de consumo identificados.