Usos del Cloro | Información sobre la seguridad química

Cloro

La filtración de agua potable más el uso de cloro es, probablemente, el avance más significativo del milenio en materia de salud pública. – Revista LIFE

Las propiedades de desinfección del cloro ayudaron a mejorar la vida de miles de millones de personas en todo el mundo. El cloro también es un elemento químico esencial que se usa para fabricar gran cantidad de productos útiles para la salud pública, la seguridad, la tecnología avanzada, la nutrición, la seguridad y el transporte. Los alimentos, el agua y los medicamentos, las computadoras y los teléfonos celulares; todos cuentan con la química del cloro. La química del cloro también se utiliza en la fabricación de numerosos productos que van desde lentes de contacto, refrigerantes de aires acondicionados y paneles solares, hasta chalecos antibalas, ventanas de eficiencia energética, pintura y prótesis.

El cloro se produce a partir de la sal común; una de los minerales más abundantes y esenciales en la tierra. El proceso de producción del cloro es extraordinariamente eficiente: el hidrógeno, un subproducto del proceso de producción, se utiliza como fuente de energía en muchas plantas de producción; y el hidróxido de sodio, otro subproducto, es un producto valioso y esencial que se utiliza para la fabricación de muchos productos industriales y de consumo.

Usos y beneficios

La química del cloro ayuda a que las familias se mantengan sanas y mejoran nuestro medio ambiente:

Agua

La química del cloro permite mantener segura el agua potable y el agua de las piscinas. Antes de que las ciudades comenzaran a tratar el agua potable con desinfectantes a base de cloro, miles de personas morían cada año por enfermedades transmitidas a través del agua, tales como el cólera, la fiebre tifoidea, la disentería y la hepatitis A. Los desinfectantes de piscinas y spa a base de cloro ayudan a mantener las aguas seguras mediante la destrucción de patógenos en el agua que pueden causar enfermedades, como la diarrea, erupciones en los oídos o en la piel del nadador, e incluso pie de atleta.

Desinfectantes para el hogar

La química del cloro se utiliza para la fabricación de cloro de uso doméstico, un producto que blanquea y desinfecta la ropa y las superficies de la cocina y el baño. La lejía diluida y las soluciones en agua son eficaces para matar los gérmenes que se encuentran en varias superficies del hogar y que pueden enfermar a las personas, esto incluye el norovirus (también conocido como el “virus estomacal”) y la gripe estacional.

Alimentos

La química del cloro ayuda a proporcionar alimentos sanos y abundantes mediante la protección de los cultivos de las plagas y al mantener desinfectadas las encimeras de cocina y otras superficies en contacto con alimentos. De esta manera, se destruye el virus de E. coli, la salmonela y otros gérmenes transmitidos a través de los alimentos.

Cuidado de la salud

La química del cloro es fundamental para la fabricación de los medicamentos que necesitamos, incluidos algunos que ayudan a reducir el colesterol, tratar el dolor causado por la artritis y aliviar los síntomas de alergia. Los productos de la química del cloro también se pueden encontrar en las bolsas de sangre, dispositivos médicos y puntos de sutura quirúrgicos. La química del cloro también se utiliza para la fabricación de lentes de contacto, gafas de seguridad e inhaladores respiratorios.

Energía y medio ambiente

La química del cloro desempeña un papel importante en el aprovechamiento de la energía solar, la purificación del silicio en los granos de arena y facilita su transformación en chips para paneles solares. Las palas de los aerogeneradores fabricados con resinas epoxi a base de cloro ayudan a convertir la energía eólica en electricidad.

Tecnología avanzada

La química del cloro se utiliza para la fabricación de procesadores rápidos que alimentan los teléfonos inteligentes, las tabletas y computadoras. La química del cloro también se utiliza para la fabricación de aires acondicionados para hogares y comercios, baterías de automóviles híbridos e imanes de alto rendimiento.

Edificación y construcción

El aislante de espuma de plástico, fabricado mediante la química del cloro, aumenta la eficiencia energética de los sistemas de calefacción y aire acondicionado residenciales, lo que reduce las facturas de energía y preserva los recursos naturales. Las ventanas de vinilo que garantizan la eficiencia energética reducen los costos de calefacción y refrigeración y las emisiones de los gases de efecto invernadero. Las investigaciones realizadas indican que la fabricación de las ventanas de vinilo requiere un tercio de la energía necesaria para la fabricación de ventanas de aluminio. Y la química del cloro también contribuye a embellecer cada habitación de la casa, al ser un componente de las pinturas duraderas.

Defensa y aplicación de la ley

La química del cloro se utiliza para la fabricación de los chalecos antibalas usados por soldados y oficiales de policía. La química del cloro también se utiliza para fabricar paracaídas y gafas de visión nocturna, así como cubiertas de cabinas de pilotos y tecnologías para la dirección de misiles.

Transporte

La química del cloro se utiliza en aviones, trenes, automóviles y barcos, en la fabricación de cojines para asientos, parachoques, líquido de frenos y bolsas de aire que ayudan a mantener a los pasajeros seguros y cómodos. La química del cloro también se utiliza para la fabricación de ventanas resistentes a golpes, alambres y cables, cascos de acero y sistemas de navegación.

Información de seguridad

La química del cloro ayuda a que las familias tengan vidas más seguras, más convenientes y más confortables.

El cloro es uno de los aproximadamente 100 elementos químicos naturales y los compuestos de cloro presentes en la naturaleza se encuentran en todo el mundo. Debido a su reactividad química, el cloro está rara vez presente en la naturaleza por sí mismo como cloro elemental, y por lo general existe unido a otros elementos en forma de compuestos químicos, tales como el cloruro de sodio (sal de mesa).

El cloro no se vende como un producto de consumo en sí, pero se utiliza para la fabricación de productos industriales y de consumo, y puede o no estar presente en el producto de consumo final. Por ejemplo, el metal de titanio, que se utiliza para todo, desde bicicletas a reemplazos de rodilla artificiales, se purifica con la química del cloro. Las piscinas utilizan desinfectantes a base de cloro y este también es esencial en la fabricación de vinilo, que tiene una gran variedad de aplicaciones industriales y de consumo.

Seguridad química en piscinas

Cuando se utilizan correctamente, los desinfectantes a base de cloro ayudan a proteger a los nadadores de las bacterias y otros gérmenes que pueden causar problemas, como oído de nadador o diarrea. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el cloro y el pH son la primera línea de defensa contra los gérmenes que pueden enfermar a los nadadores.

Los consejos de seguridad básicos para las personas que utilizan productos químicos para piscinas incluyen: usar el equipo protector; guardar los productos químicos en zonas ventiladas; no almacenar líquidos (que pueden tener fugas) directamente sobre los productos químicos secos; y no mezclar accidentalmente los productos químicos entre sí o con agua. Este video de seguridad química en la piscina presenta consejos importantes para el manejo y almacenamiento de productos químicos.

Seguridad de la lejía

Cuando se maneja correctamente, de acuerdo con las instrucciones del fabricante, la lejía no solo es segura, sino que también ayuda a mantener a las personas sanas al matar los gérmenes nocivos en las superficies. Sin embargo, cuando la lejía se utiliza mal; por ejemplo, mezclada con amoniaco o ácidos, el resultado puede ser perjudicial para la salud. Mezclar lejía con aminoácido genera vapores tóxicos. Si queda expuesto accidentalmente a los humos provenientes de la mezcla de cloro y amoniaco, retírese inmediatamente del lugar, diríjase al aire fresco y solicite atención médica de emergencia. Los vapores pueden afectar los ojos y las membranas mucosas, pero la mayor amenaza proviene de la inhalación de gases. Llame al 911 para pedir ayuda de urgencia. Si no necesita ayuda de urgencia, llame al Control de Envenenamiento (1-800-222-1222) para obtener asesoramiento sobre el manejo de los efectos después de la exposición y sobre cómo limpiar los productos químicos.

Respuesta a preguntas

¿Qué es el cloro?

El cloro es un elemento químico, un producto de aproximadamente 90 elementos básicos de materia. La tendencia del cloro a combinarse con otros elementos y compuestos se ha utilizado para producir miles de productos esenciales, desde desinfectantes para agua potable hasta paneles de energía solar, reemplazo de rodilla y articulaciones de cadera. Debido a su reactividad química, el cloro rara vez se encuentra presente en la naturaleza por sí mismo como cloro elemental y, por lo general, existe unido a otros elementos en forma de compuestos químicos, tales como el cloruro de sodio (sal de mesa).

¿Por qué se añade cloro al agua potable?

El cloro destruye los gérmenes que causan enfermedades y permite que el agua sea segura. Las enfermedades transmitidas por el agua mataban a miles de residentes de los Estados Unidos cada año. Después de su primer uso en Jersey City, Nueva Jersey, en 1908, la cloración del agua potable se extendió rápidamente por todo Estados Unidos, y permitió eliminar casi todas las enfermedades transmitidas por el agua, como el cólera y la fiebre tifoidea.

La cloración del agua potable tuvo un papel importante en el aumento de la esperanza de vida de los estadounidenses, que creció un 50 por ciento durante el siglo 20. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. consideran que la cloración del agua potable es “uno de los avances en salud pública más importantes en la historia de los EE. UU.”.

Además de matar gérmenes peligrosos como bacterias, virus y parásitos, el cloro ayuda a reducir los gustos y olores desagradables en el agua. El cloro también ayuda a eliminar bacterias de los fangos, mohos y algas que comúnmente crecen en embalses para el suministro de agua, en las paredes de la red de agua y en los tanques de almacenamiento. De hecho, la EPA requiere que el agua de grifo tratada contenga un nivel detectable de cloro para proteger todo el trayecto contra los gérmenes hasta llegar a los grifos de los consumidores.

¿El cloro en el agua potable es seguro?

La pequeña cantidad de cloro añadido para la desinfección de agua potable, de acuerdo con las regulaciones de la EPA, es seguro para el consumo. Según la EPA, los niveles permisibles de cloro en el agua potable (hasta 4 partes por millón) “no plantean un riesgo conocido o esperado para la salud y tienen [including] un margen adecuado de seguridad”, a la vez que contribuyen con el “control de patógenos conforme a una variedad de condiciones.”

¿El uso de lejía u otros desinfectantes con cloro es malo para el medio ambiente?

Si se manipula correctamente, los consumidores pueden utilizarla con seguridad y sin efectos ambientales significativos. Mientras reacciona con los gérmenes y las manchas, entre el 95 y el 98 por ciento de la lejía se descompone y vuelve a convertirse en agua salada. Es importante destacar que las instalaciones para el tratamiento de aguas residuales utilizan desinfectantes con cloro para destruir los contaminantes que consumen el oxígeno de las aguas residuales. Esto ayuda a preservar la calidad de los ríos y arroyos donde se descarga el agua residual tratada.

Para obtener más información:
http://chlorine.americanchemistry.com/FAQs