Aplicaciones del bisfenol A | Información sobre la seguridad química

BPA (bisfenol A)

El bisfenol A (BPA) se usa para fabricar plástico de policarbonato y resinas epoxi, dos productos esenciales para una variedad de productos de consumo e industriales, por ejemplo muchas aplicaciones importantes para la salud pública y la seguridad de los alimentos.

El bisfenol A es uno de los químicos más probados en la actualidad y tiene un perfil de seguridad comprobado de más de 50 años. El consenso de la mayoría de las agencias gubernamentales del mundo es que el bisfenol A es seguro para usar en aplicaciones que están en contacto con alimentos. Recientemente, en febrero de 2016, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA)de los EE. U respondió la pregunta: ¿El bisfenol A es seguro? con una palabra: “Sí”

Quizás haya escuchado declaraciones que afirman que la exposición al bisfenol A puede causar efectos en las personas. Las investigaciones científicas demuestran que el bisfenol A en los seres humanos se metaboliza y elimina del organismo rápidamente y no se acumula en la sangre o en los tejidos. Dada la forma en que se procesa el bisfenol A en el organismo, es muy poco probable que la exposición a los niveles típicos de bisfenol A pueda tener efectos en la salud.

Usos y beneficios

Los productos fabricados con bisfenol A cumplen demandas de alto desempeño. Las resinas epoxi elaboradas con bisfenol A son fuertes y se adhieren rápidamente a las superficies metálicas, lo que las convierte en un excelente material para revestimientos protectores. El plástico de policarbonato elaborado con bisfenol A es resistente a los golpes, liviano y tiene una alta transparencia óptica similar a la del vidrio.

Plástico de policarbonato

  • El policarbonato fuerte y resistente a los golpes se usa en cascos y visores protectores deportivos para proteger a los niños y atletas contra posibles lesiones.
  • El plástico de policarbonato también se usa para fabricar las carcasas de productos electrónicos tales como teléfonos celulares y computadores portátiles, así como discos ópticos como CD y DVD. Dada su extrema durabilidad y solidez, el plástico de policarbonato es particularmente útil para fabricar partes de componentes que deben ser delgadas y livianas, pero fuertes.
  • El plástico de policarbonato usado en automóviles permite que los automóviles sean más ligeros y económicos y conserven su grado de seguridad.
  • El plástico de policarbonato ofrece un grado de transparencia duradera y durabilidad en los vehículos con la nueva iluminación LED inspirada en el diseño.

Resinas epoxi

  • A menudo, las latas para alimentos y otros recipientes metálicos están cubiertos con recubrimientos de resina epoxi a base de bisfenol A para evitar el contacto directo de los alimentos con el metal, lo que permite proteger los alimentos contra la contaminación y el deterioro.
  • Las resinas epoxi de alto desempeño se usan para fabricar aviones, automóviles, bicicletas, botes, palos de golf, esquís y tablas para snowboard duraderos, flexibles y fuertes.
  • Los pisos decorativos durables, tales como los pisos de terrazo, pisos con textura de granito y pisos de conglomerado de colores se elaboran con resinas epoxi.

Información de seguridad

El consenso de la mayoría de las agencias gubernamentales del mundo es que el bisfenol A es seguro para usar en aplicaciones que están en contacto con alimentos. Los científicos que informan a esos organismos declararon en sus evaluaciones que la exposición al bisfenol A es muchas veces más baja (hasta 1000 veces más baja) que la de los niveles fijados por los gobiernos para garantizar un margen de seguridad.

Recientemente, en junio de 2013, la FDA actualizó su perspectiva sobre el bisfenol A respondiendo a la pregunta: ¿El bisfenol A es seguro? con una palabra: “Sí”. Es importante destacar que los expertos científicos en la FDA, junto con otros organismos regulatorios, examinaron por completo la evidencia científica cuando debieron tomar decisiones relacionadas con la seguridad.

Las agencias gubernamentales que dictaminaron recientemente la seguridad del bisfenol A son:

Probado, efectivo, económico

El bisfenol A es uno de los químicos más estudiados y probados del mundo. Su uso es crítico para la salud y la seguridad en muchos productos de consumo e industriales. Al proteger los alimentos contra la contaminación y el deterioro, las latas con recubrimientos de resina epoxi tienen una vida útil de dos años o más, lo que es esencial para alimentar a muchas personas durante los esfuerzos destinados a ayudar a víctimas de desastres y operaciones militares. El amplio espectro de productos funcionales hechos de policarbonato (desde lentes para anteojos hasta equipamiento deportivo de alto desempeño) contribuye con los avances en salud pública y seguridad del consumidor.

Respuesta a preguntas

En los últimos años se hicieron muchos reclamos sobre los efectos del bisfenol A en la salud. La extensiva información científica sobre el bisfenol A le brinda a los consumidores información sobre la seguridad del bisfenol A y ayuda a interpretar la confusión pública sobre el bisfenol A:

¿Si compro un producto “sin bisfenol A” es más seguro?

No hay ninguna base científica para decir que los productos libres de BPA son más seguros que los productos con BPA . ” Libre de” créditos se utilizan para indicar que un producto no contiene un material determinado , tales como BPA , pero a veces puede ser engañosa . De hecho , la Comisión Federal de Comercio ha advertido específicamente que el “libre – de reclamaciones puede engañar a los consumidores por lo que sugiere falsamente que … el vendedor ha ” mejorado ” el producto mediante la eliminación de la sustancia.”

La FDA confirma que ” el uso de BPA en los envases de alimentos y envases es seguro” y que ” el BPA es seguro en los niveles muy bajos que se producen en algunos alimentos.”

¿Existe la preocupación de que la exposición al bisfenol A pueda producir lesiones o enfermedades graves?

Si bien se realizaron cientos de estudios sobre el bisfenol A, ninguno ha demostrado una causa-efecto directa entre el bisfenol A y cualquier efecto en la salud humana.

Cuando los científicos gubernamentales examinan los estudios para hacer una recomendación de seguridad, se fijan en el “peso de la evidencia”, lo que significa: la información disponible de todas las fuentes y cuán bien se hizo el estudio. El problema no es la cantidad de los estudios, sino su calidad y valor científico. Los estudios son diferentes y no tienen la misma calidad. Algunos se realizan de conformidad con las normas reconocidas internacionalmente y garantizan la confiabilidad metodológica y estadística, mientras que otros no.

Los organismos de regulación gubernamentales tienen la responsabilidad de examinar todos los estudios y tener en cuenta el diseño y la calidad del estudio, y también si el resultado de cualquier estudio en particular se repite en otros estudios. En los Estados Unidos, la FDA es la agencia encargada de esta revisión de aplicaciones en contacto con los alimentos. Recientemente, en junio de 2013, la FDA actualizó su perspectiva sobre el bisfenol A respondiendo a la pregunta: ¿El bisfenol A es seguro? con una palabra: “Sí”.

Para más información: http://www.factsaboutbpa.org/bpa-overview/myths-realities.